viernes, 20 de abril de 2007

El arte de Sarhua para el mundo

La artesanía en nuestro país recién es reconocido como expresión artística y se le está dando un sitial. Siempre ha sido marginada y discriminada de las salas de exposición y de los textos oficiales. Prueba de ello es emblemático lo sucedido al gran maestro artesano Joaquín López Antay (Ayacucho: 1897 - 1981), allá por los 70´s; en aquella época, los críticos de arte ignoraban olímpicamente los trabajos de nuestros artesanos; hubo un gran debate (¡Casi un escándalo!) para otorgársele una premiación que merecidamente se le iba a entregar (Premio Nacional de Arte - 1976) al artista, la discusión era si lo que el señor Antay hacía era arte o no (¿?), y si debía competir con los demás estetas en la misma categoría. Los artistas elitistas no aceptaban que había sobrevivido en las manos de nuestros magníficos artesanos contemporáneos el arte de milenios, generaciones hemos crecido en la torpe, bárbara y errada idea de que no teníamos antecedentes culturales artísticos valiosos, y allí están precisamente nuestros artesanos y sus creaciones demostrándonos lo contrario, son nuestra herencia invaluable, sino porque gente como el sr. Patterson, un alemán de origen costarricense, denunciado públicamente por la Revista Perú Explorer, trafica con nuestro arte milenario impunemente sin que la torpe justicia peruana haga nada, acaso no nos damos cuenta de que estos bienes artísticos no son sólo arte, sino testimonio histórico de una época y que al perderlas no sólo perdemos algo material. Esta visión equivocada es la causante de que no le demos el valor que le corresponde a nuestras expresiones artísticas y por lo tanto, no las protegamos.

Pero algo ya se ha venido haciendo gracias a investigadores, curadores e iniciativas personales para que este arte no desaparezca y siga vigente para las siguientes generaciones. Además, está la valoración que hace el que adquiere estos materiales artísticos incentivando la creatividad del artesano y su trabajo; es el caso del sr. Joaquín Sabina, extraordinario cantautor español (aunque no le gusta que le llamen así), quien tiene en su casa una maravillosa colección de arte (toda su casa parece un museo), lo que particularmente me llamó la atención es un sector de su casa que está dedicada a las Tablas de Sarhua, no podía creer que este arte andino y milenario haya cruzado el océano y sea apreciado de tal modo, tanto que ocupa un lugar especial en la casa de un artista musical. Los artistas sarhuinos intentan salir adelante con este legado y herencia cultural, prueba de ello es la existencia del taller ADAPS y de talleres particulares (tanto en Sarhua como en Lima), además de una nueva generación de artesanos; allí tenemos a los hijos de nuestros padres artesanos Juan Walberto Quispe Michue, Primitivo Evanán Poma, Pompeyo Berrocal Evanán, entre otros; que de alguna manera mantienen vigente nuestra expresión artística manifestada en las Tablas de Sarhua. Naturalmente todavía hay mucho por hacer, nuestros jóvenes se enfrentan a una época distinta y algunos o muchos de ellos pretenden alejarse de nuestros valores culturales por pretender ser modernos y globalizados.

Ojalá llegue el día en que entre peruanos sepamos valorar lo que tenemos y apreciemos en su justa y debida medida a todos nuestros artistas en sus diversas expresiones: ceramistas, retablistas, tejedores, tapiceros, joyeros, pintores, y un largo etc. Hoy que se habla de la categoría Marca País (al Perú se vende al mundo como, País de los Incas, pero nuestro país tiene más culturas, no sólo la Inca) . Según esto, en un ranking por categorías, a nosotros nos ubican Nº 1 en la categoría Exótico, no sé exactamente a que llamen así, pues, en la edición 2001 del RAE, las acepciones para «exótico» son: 1. Extranjero, peregrino, especialmente si procede de país lejano; 2. Extraño, chocante, extravagante y; 3. Méx. bailarina de cabaré. ¿Debemos sentirnos orgullosos de estar primeros en esta categoría? En fín, nuestra aspiración en cualquier caso debe ser la de estar entre las doce primeras marcas país del mundo, y que nuestra marca sea la de presentar variedad cultural, en otras palabras, presentar una marca que nos represente a todos y por último ¿Qué tan bueno puede ser esto de presentarnos como marca país?


Foto en que se muestra el sector de la casa de Joaquín Sabina, donde se aprecian las Tablas de Sarhua (las tradicionales, en forma de viga) además se dice que está ampliando su colección con las tablas modernas que son utilitarias.

Para saber más:

No hay comentarios.: